Espolón calcáneo y fascitis plantar

Una de las causas más frecuentes de dolor en el pie.

El espolón calcáneo y la fascitis plantar constituyen una de las causas más frecuentes de dolor en la planta del pie, dificultando en gran medida el ritmo de vida de aquellas personas que lo sufren.

Te explicamos cómo tratarlo.

Radiografía de espolón calcáneo

Es una de las patologías más frecuentes hoy en día, aproximadamente afecta a 1 millón de personas al año.

Su origen se debe en gran medida a un componente mecánico debido a un mal funcionamiento de la extremidad inferior, aunque también se puede deber a afecciones neurológicas, procesos artríticos y traumatismos.

El exceso de actividad física o la práctica de alguna actividad a la que no estamos habituados son algunos de los factores que pueden derivar en un espolón calcáneo.

Es una de las patologías más frecuentes hoy en día, aproximadamente afecta a 1 millón de personas al año.

Su origen se debe en gran medida a un componente mecánico debido a un mal funcionamiento de la extremidad inferior, aunque también se puede deber a afecciones neurológicas, procesos artríticos y traumatismos.

OTROS NOMBRES QUE RECIBEN EL ESPOLÓN CALCÁNEO Y LA FASCITIS PLANTAR

Espolón – espolón calcáneo – dolor talón – clavo talón
fascitis – fasciosis – fascitis plantar – fasciosis plantar
dolor mañana talón – hormigueo talón – ardor talón

¿Qué es un espolón calcáneo y una fascitis plantar?

Cuando hablamos de espolón calcáneo y fascitis plantar hablamos de dos condiciones distintas pero que en un porcentaje muy alto de casos van de la mano, ya que una es causada por la otra.

Debemos entender que el espolón calcáneo es el resultado de un exceso de tracción por parte de la fascia plantar, la cual, al generar exceso de tensión en dicha inserción, provoca una inflamación mantenida en el tiempo que da como resultado la formación de un espolón calcáneo.

Que haya espolón calcáneo no implica que tenga que haber fascitis, ni que haya fascitis que vayamos a encontrarnos un espolón calcáneo.

Radriografía de espolón calcáneo
Radiografía de espolón calcáneo no dolorose

Ejemplo de espolón calcáneo no doloroso.

¿Cómo sé si estoy desarrollando un espolón calcáneo y una fascitis plantar?

Estos son algunos signos que pueden ayudarnos a reconocerlos:

  • Primer paso del día o tras estar sentado doloroso. Siendo un dolor agudo que remite conforme va calentando la zona.

  • Dolor punzante en la zona del talón al estar de pie o caminar.

  • Dolor a la palpación en la cara interna del talón y/o al recorrido de la fascia plantar.

  • Sensación de tirantez en la zona de los gemelos.

  • Incapacidad para utilizar calzado de suela plana con mejoría al usar un poco de tacón.

  • Dolores intermitentes: alternar días de mucho dolor con otros sin molestias.

¿Por qué aparece el espolón calcáneo y la fascitis plantar?

El espolón calcáneo y la fascitis plantar aparecen sobre todo por un exceso de actividad física o en pacientes que se inician en la práctica de alguna actividad deportiva a la cual no estaban habituados.

También aparecen en aquellos pacientes que han aumentado de peso en periodos cortos de tiempo, pies muy pronados (pies con tendencia plana), pies muy cavos o varos (pies con mucho arco), uso de calzado inadecuado, etc.

¿Por qué aparece el espolón calcáneo y la fascitis plantar?

El espolón calcáneo y la fascitis plantar aparecen sobre todo por un exceso de actividad física o en pacientes que se inician en la práctica de alguna actividad deportiva a la cual no estaban habituados.

También aparecen en aquellos pacientes que han aumentado de peso en periodos cortos de tiempo, pies muy pronados (pies con tendencia plana), pies muy cavos o varos (pies con mucho arco), uso de calzado inadecuado, etc.

Radiografía de espolón calcáneo doloroso

Ejemplo de fascitis plantar muy dolorosa sin presencia de espolón calcáneo.

Radiografía de espolón calcáneo

¿Cómo se trata el espolón calcáneo y la fascitis plantar de forma definitiva?

El tratamiento del espolón calcáneo y fascitis planar genera mucha controversia y hay infinidad de tratamientos descritos dentro de la literatura científica actual.

En nuestro caso, una vez aplicadas las alternativas conservadoras (como pueden ser infiltraciones, ondas de choque, plantillas a medida, plasma rico en factores de crecimiento, colágeno, rehabilitación mediante ejercicios excéntricos, etc.) se valorará la alternativa quirúrgica, en la cual, a través de una incisión de 2 mm en el talón, se lima el espolón calcáneo y se realiza un pequeño alargamiento de la fascia plantar.

Cirugía Mínimamente Invasiva

Otras preguntas frecuentes sobre la operación de espolón calcáneo y fascitis plantar

No, al realizar un pequeño alargamiento de la fascia plantar, esta no generará tanta tensión sobre la inserción en el talón y el espolón no volverá a salir.

Esta intervención se realiza con anestesia local a nivel de tobillo. 

No usamos anestesia general, simplemente se le realiza al paciente una ligera sedación para evitar que note algún tipo de dolor durante el procedimiento de anestesia y que se encuentre más cómodo.

Sí, nuestros pacientes operados de espolón calcáneo y fascitis plantar salen caminando por su propio pie el mismo día de la intervención, únicamente ayudados por una sandalia de suela rígida y plana que le proporcionaremos nosotros.
No, el dolor postoperatorio en cirugía mínimamente invasiva es nulo o casi nulo.

Un porcentaje muy alto de pacientes no llegan a necesitar ningún tipo de medicación en las semanas posteriores a la intervención y, en aquellos casos en los que el paciente note alguna molestia, dicha molestia es perfectamente controlable con medicación oral durante una semana.

El postoperatorio tras la intervención de espolón calcáneo y fascitis plantar dura de 2 a 3 semanas y consistirá en utilizar una sandalia que nosotros le proporcionaremos al paciente, además de realizar una cura semanal.

Pasado este tiempo, podremos volver al calzado de uso habitual.

VENTAJAS DE LA Cirugía Mínimamente Invasiva

Es importante saber que no todos los dolores en el talón son fascitis plantar o espolón calcáneo, por ello es de vital importancia la valoración por parte del podólogo especialista.

Existen otros problemas en el talón como bursitis subcalcáneas, edemas de compresión endocalcánea, atrapamientos nerviosos de la rama tibial posterior, roturas, esguinces, atrofias de la grasa plantar, etc.

SOLICITA UNA CONSULTA

Antes y después

Ejemplo de antes y después de resolución de fascitis plantar y espolón calcáneo:

CITA PREVIA

Elige la forma de contacto preferida para realizar tu consulta o solicitar cita previa.

986 10 10 02

LLAMAR

986 10 10 02

ENVIAR WHATSAPP

Formulario de contacto

Enviar mensaje

José Millán, 3. Pontevedra

Cómo llegar