CIRUGÍA MÍNIMAMENTE INVASIVA DEL PIE

Mínima incisión,
máxima recuperación.

Camina como nunca.

Vuelve a casa a pie tras la intervención. Con cirugía mínimamente invasiva no es necesaria la hospitalización.

Aplicando cirugía mínimamente invasiva del pie

¿Dónde te duele?

Muchas de las alteraciones del pie se pueden resolver mediante cirugía MIS. Aquí algunas de ellas.
Haz clic en cada una para saber más.

Lesión producida por la sobrecarga de la fascia plantar con dolor localizado en un punto específico del talón al tocar sobre él.
CÓMO SOLUCIONARLO
Lesión producida por la sobrecarga de la fascia plantar con dolor distribuido por toda la cara plantar del pie y el talón.
CÓMO SOLUCIONARLO
Deformidad en la que se produce una desviación del 1er metatarsiano y falange proximal que forman el primer dedo, acompañadas de una prominencia ósea lateral (bulto lateral) que suele ser muy dolorosa debido al roce con el calzado.
CÓMO SOLUCIONARLO
Una metatarsalgia es el nombre genérico que recibe el dolor en la zona anterior del pie, este tipo de dolor puede venir ocasionado por múltiples razones, desde exceso de presión en la zona, uso de calzado no adecuado hasta procesos artrósicos/artríticos.
CÓMO SOLUCIONARLO
Dedo en garra, mazo o martillo son tipos de deformidades en la que uno o más de los 3 huesos que forman cada dedo pierden su posición habitual, adoptando una posición muy elevada y provocando dolor por el roce con el calzado o entre ellos.
CÓMO SOLUCIONARLO
Las callosidades entre los dedos u “ojos de gallo” son el nombre coloquial que reciben los helomas interdigitales. Este tipo de lesiones se producen por un exceso de presión entre los dedos, dando lugar a un tipo de lesión muy dolorosa y que duele sobretodo al utilizar calzado cerrado.
CÓMO SOLUCIONARLO
Una uña encarnada o uña incarnata es el nombre coloquial que reciben las Onicocriptosis.
Se produce por una alteración en el crecimiento normal de la uña, provocando que esta se clave en la piel de la zona lateral, provocando un dolor muy intenso y pudiendo estar acompañado de inflamación e infección. Esto se da generalmente en el primer dedo.
CÓMO SOLUCIONARLO

Las distrofias ungueales son una serie cambios en la coloración, forma y grosor que sufre la lámina ungueal (uña) al recibir un exceso de presión por elementos internos, externos o por traumatismos.

CÓMO SOLUCIONARLO

Resuélvelo con microincisiones.

Mediante microincisiones de menos de 5 mm podemos realizar grandes correcciones en el pie sin apenas dolor y reduciendo enormemente los tiempos de recuperación con respecto a la cirugía tradicional.

La mejor opción.

Si es necesaria la cirugía, la mínimamente invasiva es una gran elección.

Sin hospitalización

Regresa andando por tu propio pie al terminar la intervención.

Sin anestesia general

Bloqueos periféricos con anestesia local, sin bloqueos por encima del tobillo.

Sin tornillos

Con vendajes y calzado especiales es posible realizar todo el postquirúrgico sin osteosíntesis (tornillos o agujas).

Mínimo dolor

Al no haber apenas agresión de tejidos el dolor postquirúrgico es mínimo.

Mejor cicatrización

Menor riesgo de complicaciones como infecciones y mejor cicatrización.

Microincisiones

No es necesario el corte del riego sanguíneo mediante manguito neumático.

Tus pies en las mejores manos.

Experiencia, claridad y empatía.
Te ayudamos e informamos durante todo el proceso.

Intervenciones realizadas en un entorno hospitalario con un equipo quirúrgico de experiencia contrastada que hará que la interacción cirujano-paciente sea de lo más fluida.

Conoce a nuestros profesionales

CITA PREVIA

Elige la forma de contacto preferida para realizar tu consulta o solicitar cita previa.

986 10 10 02

LLAMAR

986 10 10 02

ENVIAR WHATSAPP

Formulario de contacto

Enviar mensaje

José Millán, 3. Pontevedra

Cómo llegar